Seguro de Vida :  Yo no  necesito asegurarme.

con No Comments

En múltiples ocasiones  hemos escuchado esta frase que quizás en algún momento todos hayamos pronunciado; Yo no necesito un seguro, no necesito asegurarme.

Estaba conversando con David particularmente sobre las ventajas de obtener un  seguro de vida  para él  y su familia ( Su esposa Andrea  y su hija Nicole que para ese momento tendría 2 años ). Al finalizar la conversación me dijo enfáticamente: Yo no necesito  asegurarme. Cuando le pregunte si había alguna razón en particular me respondió. No lo necesito, en mi caso no es necesario, ahora tenemos muchos gastos y nosotros somos muy jóvenes, probablemente mas adelante.

A los pocos días me contacto y me solicito hacer algunos cambios en el seguro para el vehículo. Me explico que estaba comprando un nuevo automóvil y que necesitaba el mejor de los seguros debido a que el automóvil era financiado. Que por lo demás  no me preocupara que él era un excelente conductor. Tal cual David lo solicito se realizaron los cambios; Exigió que  las coberturas  de seguro  fueran las mejores,  la prima mensual le pareció estupenda  incluso al  incrementarse  más del 30% de lo que estaba pagando por su vehículo anterior. David estaba feliz .

Pasaron un par de meses cuando recibí la llamada de Andrea la esposa de David. Estaba desconsolada. Me informo que  lamentablemente David había tenido un accidente de tránsito  y había fallecido. Andrea requirió que a la menor brevedad necesitaba nuestra asistencia con todo lo relacionado  a el seguro del vehículo y por supuesto mas aun con el seguro de vida, ella no estaba trabajando, necesitaba cubrir algunas obligaciones y ademas necesitaba pagar los gastos funerarios.

Después de escucharla cuidadosamente respondí a sus  inquietudes :

Con respecto al seguro del automóvil: Se le explico que ella no tendría  de que preocuparse debido a que  la aseguradora se encargaría de realizar el trámite correspondiente  con  la entidad financiera. A continuación proseguí a explicarle que con respecto al seguro de vida…David había decidido declinar nuestra propuesta, no había tomado el seguro de vida, no se había asegurado.

Que pudo haber pasado en ese momento por la mente de Andrea?

Ninguno de nosotros podemos tener la certeza de saber  que clase de seguro necesitaremos en algún momento de nuestra vida. Pero como se dice por ahí es mejor tenerlo y no usarlo que necesitarlo y no tenerlo.

Quizás algunas de las siguientes preguntas  puedan ayudar de alguna manera a que antes de responder analicemos cuidadosamente  nuestra situación. Pensemos si con solo creer que un seguro de vida no es para nosotros, somos conscientes de las posibles consecuencias.

Alcanzamos a imaginar la magnitud de la decisión tomada?

Afectaremos a las personas que más nos importan en nuestra vida?

Equivocadamente algunas veces ignoramos un buen consejo. Un seguro es la  única alternativa de protección en tiempos difíciles. Cuando le hablen de seguros quizás haya algo de suma importancia que necesita escuchar.